jueves, 1 de noviembre de 2012

¡Hospédale!



Uno de los enunciados  que más me han tocado dentro de mis lecturas de la Biblia es el que emana de la pluma del Apóstol Pablo cuando describe en Efesios 3:19 “Y de conocer el Amor de Cristo, que excede a todo conocimiento”. Y es que Dios sigue dando muestras de que su anhelo es perdonar, sanar, liberar y apretar sus lazos con el hombre.

Dios no descansa en hacer milagros, en ganar almas, bendecir vidas, transformar relaciones y restaurar corazones.  Quienes transitan el camino de la fe siempre se encontrarán con un Dios que no se queda quieto en su trono, viene en ruta a su encuentro porque ante todo y pese a todo disfruta como mejor lugar ser hospedado en tu corazón.

Licey castiga a las Águilas y vuelve a la serie final

Otra vez, otra vez. Los Tigres del Licey aterrizan en la serie final de esta justa invernal tras vencer con contundencia 10-8 a las Águilas...