jueves, 7 de marzo de 2013

Correo de los lectores


Señor director: La muerte del presidente Hugo Chávez podría ser un desafío considerable, tanto para los que habitan esa nación como para países como el nuestro, que se benefician del acuerdo de PetroCaribe en el financiamiento de combustibles. De acuerdo con las autoridades, para este año el Gobierno piensa recibir en facilidades crediticias US$650 millones de PetroCaribe. Si ese acuerdo
fuera revocado, entonces el Gobierno dominicano tendría que buscar esa misma cantidad de dinero para cubrir ese compromiso económico de gastos establecidos en el presupuesto y lo mismo tendría que hacer para los años siguientes. Es por ello, que los dominicanos tenemos que apostar a la estabilidad de Venezuela y a la continuación del sistema bolivariano revolucionario que éste implantó desde su llegada al poder. Ahora lo ideal es que Dios ilumine a los dirigentes de esa nación.
Atentamente.
MARISOL PERDOMO
CIUDADANA

Mano de obra local

Señor director: Los dominicanos somos alegres y receptivos, tanto que hasta nos toman de tontos muchos extranjeros que vienen aquí a tomar parte del limitado mercado laboral local. Es frecuente ver a extranjeros en puestos ejecutivos con elevados privilegios laborales, y cuando usted averigua, es posible que cualquier dominicano de la misma empresa tenga más capacidad profesional, ética y académica que el de otra nacionalidad. Sin embargo, los patronos muchas veces ignoran eso y prefieren tener extranjeros con pasado y currículum dudosos en puestos ejecutivos de lujo. Es hora de que la clase empresarial comience a apreciar la capacidad de sus propios recursos humanos, para que compruebe que los ciudadanos criollos, cuando de trabajo se trata, son más capaces que cualquier extranjero. Además, los empleados dominicanos son más fieles a la empresa donde laboran.
Atentamente.
JUAN MATÍAS PÉREZ
CIUDADANO

El Presidente y la Barrick

Señor director: El presidente Danilo Medina tiene que apurarse a someter al Congreso Nacional el proyecto de ley que pondría un impuesto a los ingresos inesperados en el sector minero, como una respuesta a la posición desafiante y prepotente que exhibe la minera Barrick Gold al negarse a renegociar el contrato minero que le ofrece condiciones extremadamente beneficiosas en perjuicio del Estado dominicano. El presidente Medina tiene que demostrar con hechos la gallardía que exhibió el pasado 27 de febrero
cuando rindió sus memorias en el Congreso Nacional y expresó su posición respecto al leonino contrato con la Barrick.
Es hora de actuar.
Atentamente.

Trump va a Puerto Rico y le dice que no sufre “una catástrofe real”

“¿Cuál es el saldo mortal al momento? ¿17? 16 muertes confirmadas, 16 frente a miles”, dijo haciendo una comparación con el huracán Katrina ...