miércoles, 31 de octubre de 2012

¡Saca la viga!


San Pablo nos exhortó a examinarlo todo y retener lo bueno, y a veces me pregunto, ¿es nuestro ojo capaz de hacer un examen justo a la luz del bien común?

En Apocalipsis 2, nuestro Señor Jesús envía su mensaje a las siete iglesias y primero expone sus valores y fortalezas, luego denuncia aquello a lo que deberían renunciar o desestimar, pero antes se concentró en resaltar “lo fundamental”, las bases para crecer, prosperar y seguir edificando vidas en la Fe. Igualmente, todos tenemos virtudes dignas de ser alabadas e imitadas, ramas saludables y fructíferas.

Como Jesús, hagamos justicia a lo bueno, dándole siempre el primer lugar y desechemos lo malo, que a veces no son más que vigas en nuestros ojos.

Alcalde Santiago ordena retener salarios a 9 regidores y a la vicealcadesa por no declarar bienes

El alcalde de Santiago, Abel Martínez, ordenó este lunes la retención de los salarios de nueve regidores y la vicealcaldesa, por supuesta...