jueves, 22 de junio de 2017

El personal que barre las calles de la ciudad solo gana 6,325 pesos


Salen con escobas, palas, rastrillos y fundas plásticas con la misión de dejar limpia la ciudad de Santo Domingo. El azul intenso de sus nuevos uniformes permite identificarlos desde lejos en los parques, calles y avenidas: son las brigadas de aseo urbano del Distrito Nacional.Mantener limpios los espacios públicos de una superficie de 91.5 kilómetros cuadrados donde habitan casi un millón de personas ( 965,040 Censo 2010) es una tarea ardua y mal pagada.

Miguel Bolbón tiene nueve años barriendo las calles de la Ciudad Colonial. Ayer soltó por un momento la escoba para hablar sobre su experiencia en este trabajo. Su labor inicia a las 7:00 de la mañana y termina a las 12:00 del mediodía. 

Hasta hace tres meses, el hombre de 41 años ganaba RD$5,500 y con el aumento salarial de un 15 % (RD$825) realizado en marzo de este año la cantidad ascendió a RD$6,325. El empleado espera con ansias el cumplimiento de la promesa de otro aumento salarial de un 15 % (RD$948) que hiciera el alcalde David Collado hace dos días y que está pautado para los próximos tres meses para percibir un sueldo de 7, 273. Estas brigadas se dividen el trabajo en dos turnos: el segundo inicia de 2:00 a 6:00 de la tarde, horario que les permite a estos trabajadores ocuparse en otras opciones de generación de ingresos, actividad popularmente conocida como el “chiripeo”. No obstante, esta jornada se extiende dos horas más cuando hay un operativo de limpieza en un lugar determinado de la capital, dijo.

De esta manera hombres y mujeres salen todos los días, librando dos domingos al mes, a recoger la basura en los espacios públicos que desconsideradamente tiran muchos ciudadanos, sumándose a los desechos propios de la naturaleza como hojas de árboles y polvo.

“Por eso es que uno tiene que aprender algo para no estar cogiendo esta lucha. Yo he visto mujeres que compran una tarjeta y el tipo (acompañante) le dice tírala ahí que el que viene barriendo la recoge”, expresa disgustado.

En tanto que el barrendero José Miguel Carrión no permite que estas acciones le afecten.“Cuando eso pasa es porque el otro es un cochino y yo soy el limpio. Ya uno está adaptado a esto y es el trabajo que también hago en mi barrio allá en San Carlos”, cuenta.

Compensan con el “chiripeo”

A parte de este trabajo, en horas de la tarde, Carrión se dedica a distribuir comida y productos de limpieza y los sábados hace la función de “parqueador” para suplir las necesidades que un sueldo de seis mil pesos no cubre.

A esta brigada que opera en el casco histórico se integró hace dos días Ámbar Ramírez, madre soltera que busca el porvenir de sus tres hijos menores de edad, que aunque dice lo pensó varias veces para asumir esta tarea entiende “que el trabajo dignifica”.

De acuerdo con el portal del Ayuntamiento del Distrito Nacional, para realizar las labores de barrido este cabildo cuenta con dos mil personas.

Estas brigadas ejercen operaciones manuales y mecánicas dirigidas a la higienización de los espacios públicos y eliminación de los residuos sólidos. El sistema de gestión de barrido, recolección y disposición final de la basura está a cargo de la dirección de Aseo Urbano del ayuntamiento capitalino. Este medio trató insistentemente de comunicarse con su director, José Miguel Cabrera, pero no fue posible obtener sus declaraciones.

Alcalde Santiago ordena retener salarios a 9 regidores y a la vicealcadesa por no declarar bienes

El alcalde de Santiago, Abel Martínez, ordenó este lunes la retención de los salarios de nueve regidores y la vicealcaldesa, por supuesta...